Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 junio 2011

“¡Gracias a Dios que no gané!”, suele reír Bob Dylan cuando se le pregunta por su cacareada candidatura al Nobel de las letras. Más allá del eterno debate sobre si se puede considerar un literato al bardo de Minessota, no voy a repetir lo que tantas veces se ha dicho, que las letras de Dylan son tan dignas de leerse como sus canciones de escucharse. Leamos para muestra Summer Days, una de sus canciones menos conocidas de Love and theft (2001), disco de gran reputación entre su extensa obra y que puede mirar de tú a tú a sus tremebundos discos de los sesenta. Al turrón.

El tema que nos ocupa, podría según las notas del libro de letras de Dylan publicado con gran lujo por Global Rhythm Press y Alfaguara, aludir al tema Some summer day de Charlie Patton, que su vez se parece a Sitting on top of the world, versionada por Dylan en los años noventa. ¿Servirán esos títulos como referencia para interpretar mejor la letra? Echemos un vistazo.

(más…)

Read Full Post »

Comunicado

Bando oficial del cerebro del señor Matías a las unidades corporales. Según comunicado neuronal, Doña Rosita se encontrará en el perímetro sensible el fin de semana. El estado de enamoramiento se mantiene sin cambios. Rogamos prudencia en la conducción en los elementos intravenosos. La sangre fluirá más rápido. Los sentidos fallarán. El cerebro no podrá asegurar su correcto funcionamiento. Probabilidad de risa tonta del 90%. Se espera una leve mejora cuando don Matías efectúe la operación de entrega del anillo el domingo a las 18:00. Hasta entonces, maximizad la precaución. No podemos circular por vosotros. Muchas gracias.

PD. Relato del que suscribe, finalista en el V certamen de relatos breves de Cercanías Renfe. Para verlo en su ubicación original, aquí.

Read Full Post »

Escribo esto recién llegado de una charla con Enrique Vila-Matas, ese catalán de figura vampírica, escritor de libros divertidos y terribles, en una librería. Me ha firmado uno de mis favoritos, El Mal de Montano, uno de los mejores de una serie de novelas fabulosas sobre la identidad y cómo perderla. No es el primero de los míos en el que pone su firma, aunque sea a modo figurado, porque una amiga me regaló Bartleby y compañía firmado por ella pero a nombre de Vila-Matas. A la librería llevé ambos, uno firmado falsamente y otro aún por firmar. Tímido de mí, no me veía capaz de ponerle frente a frente con un autógrafo apócrifo a él, que ha contado más de una vez su pesadilla recurrente de que alguien descubre un día que no es un autor real. Por un momento me sentí como el gato de Schrödinger, con ambos destinos cumpliéndose a mi placer.

Imagino que es corriente que por asimilación, cuando uno lee un libro, termine por observar el mundo a través de los ojos del autor. Un bello bosque asturiano pueden ser los Cárpatos o el hogar de una amable fraga, según se lleve encima Drácula o El bosque animado. Por eso me siento feliz de, en una curiosa coincidencia vilamatesca, tener dos autógrafos suyos, uno del auténtico y otro de su doble escondido que por no ser, no es ni catalán, ni escritor, ni hombre (sino mujer).

(más…)

Read Full Post »